Guillermo Fuchslocher

Con gusto contesto sus preguntas, pero con la aclaración de que lo hago “a vuelapluma” y que pese a querer ser objetivo será difícil dejar de lado mi subjetividad, sobre todo porque los sucesos acaecidos en Ecuador en la primera quincena de octubre de este 2019 han generado una mayor polarización social, la que se expresa en la tendencia a que las personas tengamos lecturas e interpretaciones de los hechos muy opuestas, las que responden a nuestros intereses, prejuicios, posiciones ideológicas, adhesiones políticas e influencia de los medios de comunicación.

Asociación Internacional de Libre Pensamiento. ¿Cual es la situación más de veinte días después de la revuelta en contra de la subida del precio de la gasolina ?

Guillermo Fuchslocher : Se han manifestado dos líneas principales de pensamiento y acción, cada una de ellas con un protagonista principal: el Gobierno y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE. La primera línea ha sido adoptada por sectores gubernamentales, empresariales, de los medios masivos de comunicación y de la derecha política. El segundo principalmente por sectores indígenas, sindicales, estudiantiles y populares, expresados principalmente en pequeños medios alternativos y comunitarios y en redes sociales. (En éstas se mezclan también noticias falsas y “trolls“, lo que es combatido por la comunicación gubernamental con sus propias aclaraciones y descrédito de lo que se difunde en dichas redes, recurriendo incluso a mensajes de texto, pero desconozco si ellos llegan a la generalidad que quienes tienen una línea telefónica celular).

Según el Gobierno se produjo un intento de golpe de Estado planificado por el ex presidente Rafael Correa y sus partidarios, orquestado o con apoyo de Nicolás Maduro, utilizando grupos violentos que se habrían infiltrado en el levantamiento indígena o manipulado a algunos de sus dirigentes. Los comandantes de las Fuerzas Armadas inscriben su actuación en la defensa de la democracia, y la Policía en el uso progresivo de la fuerza según protocolos preestablecidos.

Según la CONAIE se produjo un levantamiento indígena y popular en contra de las medidas económicas del FMI impulsadas por el Gobierno, por considerarlas lesivas al pueblo ecuatoriano y a los pueblos indígenas en particular, levantamiento en el que se dio cierta infiltración de delincuentes y sectores correistas que desataron acciones violentas.

La población tomó con satisfacción la terminación del paro y el diálogo Gobierno-CONAIE y está expectante de lo que pueda suceder, pues la paralización de medio mes ha afectado económicamente a muchas personas y hay la sensación de que la economía está estancada: negocios que no han podido pagar salarios a sus empleados, gran cantidad de subempleados y vendedores ambulantes que no han tenido ingresos (y si no trabajan no comen), familias que no han podido pagar el arrendamiento de sus viviendas.

Las acciones emprendidas por el Gobierno y la Fiscalía del Estado se han centrado en la investigación policial y judicial de los hechos y en lo que para algunos ha sido considerado como una “cacería de brujas” de conocidos partidarios del ex Presidente Correa, algunos de los cuales están detenidos y otros están asilados en la Embajada de México. El Gobierno y los medios de comunicación masivos han continuado con una campaña comunicacional basada en su interpretación de los hechos y en resaltar los daños materiales y las pérdidas producidas. En lo económico, ha trabajado en ajustes a las medidas económicas comprometidas con el FMI, impulsa una ley económica urgente de corte neoliberal y aún no concreta las medidas para afrontar el gran déficit fiscal ante la necesidad de enviar lo más pronto a la Asamblea Nacional el presupuesto para el próximo año.

Las acciones de la CONAIE se han centrado en la convocatoria y realización de un Parlamento Popular de Pueblos y Organizaciones Sociales a fin de elaborar una propuesta económica integral a ser presentada al Gobierno y al país. la que no solo abarque reformas al decreto de eliminación del subsidio a los combustibles, sino principalmente políticas económicas, agraria y productiva, de derechos sociales, y ambiental, extractivista y de territorio. En suma, un nuevo modelo económico, seguramente con visión de izquierda, a plantearse a un Gobierno de derecha, pero que podría tener impacto simbólico en el país, en caso de que puedan sintetizarlo y difundirlo masivamente.

Por otra parte, una misión de observación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos está recibiendo testimonios de todas las partes involucradas sobre violaciones de derechos humanos.

Hecho destacado fue la declaración del Ministro de Defensa en el sentido de que las universidades que recibieron en Quito a los indígenas para darles albergue y comida, gracias a donaciones de la población, fueron centros logísticos de apoyo al levantamiento indígena, lo que fue considerado como una declaración desafortunada, rechazada por los rectores de la Universidad Central del Ecuador, Universidad Politécnica Salesiana, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Escuela Politécnica Nacional y Universidad Andina Simón Bolívar.

Por su parte, una declaración del Presidente de la CONAIE de que organizarán un ejército indígena, en el sentido de fuerza de seguridad de sus territorios, ha generado rechazo de algunos sectores de la derecha política y pedidos de su enjuiciamiento. La raíz del problema podría estar en el desconocimiento general de las normas constitucionales sobre las nacionalidades indígenas y en la falta de regulación legal de las mismas, principalmente sobre la plurinacionalidad, sus atribuciones constantes en sus derechos colectivos, como los gobiernos territoriales indígenas, el derecho y justicia indígena, su propio sistema educativo, la consulta previa de leyes que puedan afectarles, la limitación de actividades militares en sus territorios, la consulta previa para la explotación de recursos no renovables,, etc., derechos que generalmente no son respetados y que ellos están decididos a hacer que se cumplan.

Además, el ex Vicepresidente neoliberal Alberto Dahik presentó una denuncia penal contra el presidente de la CONAIE Jaime Vargas por presunto delito de terrorismo.

A nivel social la CONAIE ha logrado la adhesión de ciertos sectores mientras otros la rechazan y no han podido seguir ocultando su racismo. Respecto del Gobierno, la encuestadora CEDATOS, reportó que su popularidad, cuando anunció las medidas económicas, bajó del 21,4 % al 12%, pero que luego del acuerdo con la CONAIE subió al 22%, lo que se interpreta como el deseo mayoritario de que no se rompa el orden constitucional. Según la misma encuestadora, a inicios de octubre el 76% de la población se encontraba frustrada y preocupada por el alto índice de desempleo y el 85% no aprobaba el incremento del precio de los combustibles, luego, el 76% quería una solución rápida del paro mediante la derogación del decreto de eliminación del subsidio a los combustibles para que retorne la paz y el 77% estaba convencida de que en las protestas se infiltraron grupos vandálicos que fueron los causantes de la violencia.

AILP . ¿Por dónde van las discusiones sobre el nuevo decreto anunciado por el gobierno?

G.F.  : El diálogo está en espera tanto de propuestas gubernamentales que apuntan a que se eliminen los subsidios, focalizándolos para que la supresión no afecte a los más pobres ni beneficie a los más ricos y al contrabando, pero que le permita contar con recursos para enfrentar su déficit fiscal y cumplir sus compromisos con el FMI; cuanto de que la CONAIE presente su propuesta económica integral elaborada por el Parlamento de los Pueblos al que convocó.

Como son intereses, visiones y acciones diametralmente distintas, difíciles de armonizar, este puede convertirse en un “diálogo de sordos” porque por una parte el Gobierno, al culpar a otros de los hechos acaecidos, no reconoce que todo se originó con la expedición del decreto 883, es decir en sus propios errores, en su falta de visión histórica, en la carencia de un buen asesoramiento político, y que al haberse comprometido con los empresarios y el FMI, y escuchar solo a ellos, dio las espaldas a sus electores y al programa de gobierno con el que triunfó. Solo reconoce que falló la “inteligencia” gubernamental, militar y policial. Pero por otra parte, la CONAIE, pese a la iniciativa de convocar a distintos sectores populares para plantear la elaboración de una propuesta económica integral, limita la participación a quienes pueden coincidir con ella y desconoce la enorme fuerza que en el actual momento histórico tienen quienes no comparten sus criterios, principalmente los sectores empresariales. A esto se suma que puede estar sobrevalorando su propia fuerza y empezando a actuar respondiendo a sus intereses políticos, con miras electorales.

Tanto Gobierno como CONAIE pareciera están convencidos de tener la razón, de que los otros son “los malos” y les es difícil pensar en términos medios basados en cesiones mutuas. Sin embargo, pese a lo señalado, que refleja en buena medida la imagen que quiere dar cada parte, no cabe descartar la posibilidad de que lleguen a ciertos acuerdos, basados en conveniencias mutuas, acuerdos que, si llegan a darse, en su momento habría que analizar a quiénes benefician, a quiénes perjudican y que cedió cada parte. Pero sobre todo cómo reacciona la población.

AILP. ¿Cómo reaccionan las poblaciones frente al levantamiento chileno?

G.F. :El Gobierno se solidarizó con el Gobierno chileno, la CONAIE se solidarizó con el pueblo chileno. Muchas personas están sorprendidas al conocer, principalmente por medios internacionales, que el modelo chileno no ha sido como se lo pintaba. Algún analista graficó esto diciendo que Chile daba una apariencia similar a la que da una hermosa y moderna oficina, pero que ocultaba que quienes trabajaban en ella eran maltratados y recibían sueldos miserables. Pero por parte de sectores de derecha se sigue la interpretación del Secretario de la OEA de que lo que sucede en Latinoamérica es un plan de desestabilización cubano-venezolano.

Lo que va quedando claro es que cuando la situación y medidas económicas afectan directa y duramente a las condiciones de vida de sectores mayoritarios de la población, si no se rectifica y no se genera confianza y esperanza de cambio, no queda más que la protesta y que esta puede fácilmente convertirse en estallido social y desencadenar hechos imprevisibles y de violencia. Chile se está convirtiendo en un ejemplo de que no se puede abusar indefinidamente de un pueblo sin que esto no tenga graves consecuencias.

AILP . ¿Qué solución hay para los pueblos de Ecuador, de América Latina y del mundo entero, enfrentados a la política «ultra-liberal» actual?

G.F. :Las políticas neoliberales agravan un problema de fondo que es la mala distribución de la riqueza generada por todos pero apropiada en gran medida solo por una minoría, situación sostenida por un sistema político oligárquico bajo la apariencia de democracia, que lo es solo en el papel, pues hay muy poca cultura democrática y una pésima formación política ciudadana, lo que ha hecho que la población sea constantemente manipulada por políticos oportunistas y populistas, partidos políticos sin real sustento ideológico que han sido fundamentalmente empresas electorales, y por los medios de comunicación masivos que responden a intereses empresariales, muchas veces descaradamente y sin la menor ética periodística, todo lo que se canaliza a través de sistemas electorales mañosos cuyo papel es entronizar en el poder, bajo la forma de figura presidencial, a un cuasi monarca electo, el que generalmente entiende que gobernar es imponer su voluntad, recurriendo para ello a la compra de la adhesión de integrantes de la legislatura y la judicatura. Se justifica este sistema político neo o hiper presidencialista en la dificultad de gobernabilidad de nuestro pueblo, lo que constituye un pretexto que encubre la falta de representatividad de gobernantes que prometen una cosa siendo candidatos y hacen otra distinta una vez en el poder, adhiriendo a los intereses del poder económico, que tiene la posibilidad y la habilidad de cooptar a los gobernantes de turno. Por esto, las políticas económicas, aún de gobiernos autodenominados de izquierda, han beneficiado principalmente a distintos grupos económicos, a sus propios proyectos partidarios y a intereses personales, cada vez más vinculados a la corrupción.

Frente a esto, el paro indígena evidenció el resurgimiento del movimiento indígena y la posibilidad de aglutinar en torno a él a sectores populares, lo que pone en el escenario a un nuevo actor político de importancia, en el que sus dirigentes sorprendieron por su preparación y discurso sencillo y comprensible para todos, por lo que se perfilaron políticamente. Pero esta nueva realidad y posibilidad ha asustado y puesto en guardia a los detentadores tradicionales del poder económico y político y a sus medios de comunicación, los que han emprendido ataques personales, como la difusión de los supuestos bienes y la vida personal de dirigentes indígenas, lo que se suma a las acciones judiciales por los hechos de violencia y destrozos, o la denuncia penal contra el presidente de la CONAIE, en quien ven un posible candidato en las próximas elecciones, desequilibrando un tablero político que estaba ya trazado.

En este contexto, sin un proceso de educación política, de formación en cultura ética y democrática y de real democratización de las instituciones, probablemente seguirán primando poderosos intereses económicos, la corrupción y el inmediatismo político, al que solo le interesan las siguientes elecciones.

Un trabajo serio para cambiar la situación supondría un pacto social que en lo económico propicie una redistribución de la riqueza y la implantación de un modelo económico que permitan la erradicación de la pobreza extrema, la dotación de empleo a amplios sectores desempleados o subempleados y el mejoramiento de las condiciones y calidad de vida del resto de la población, y que en lo inmediato no cargue sobre un pueblo ya empobrecido el mayor peso de la crisis económica y de la corrupción, sino sobre quienes se han beneficiado desde siempre de este sistema injusto, pese a que repiten que para distribuir la riqueza primero hay que generarla, olvidando la gran acumulación de capital manifiesta en el crecimiento y utilidades de los más grandes grupos financieros y empresariales.

Pero debido a que lograr lo anterior es muy difícil, resulta necesario que en lo social, político y cultural se emprenda, con visión a largo plazo, un trabajo de base en los sectores populares, a fin de formar ciudadanía para construir verdadera democracia, lo que supone en primer lugar desarrollar el pensamiento crítico, para evitar la manipulación y como fundamento de una educación política y cultura democráticas, que lleve a la toma de conciencia de la situación con visiones independientes, y a la organización popular en los ámbitos social, cultural, político, económico, que genere fuertes organizaciones sociales, cooperativas de productores y consumidores, organizaciones políticas de base que conformen partidos políticos ideológicamente claros, que respondan a intereses populares.

Pero este sería un proyecto de largo plazo que no interesa casi a nadie y al que verían con recelo instituciones que ya dominan las conciencias de la población, como la Iglesia Católica, las iglesias evangélicas, algunos partidos políticos, los medios masivos que transmiten telebasura bajo el pretexto del “rating de sintonía” y algunos dirigentes gremiales y populares, que solo velan por sus propios intereses. Y aún a sectores y personas honestas y desinteresadas les resulta difícil dejar su estado de confort y cambiar su mentalidad de “partido de notables”, manipuladora, citadina, inmediatista, electorera.

Además, lo planteado, para que tenga éxito y sostenibilidad, requiere una metodología en que los promotores del cambio no provengan de fuera de los sectores populares para intervenir en ellos a fin de “concientizarlos y organizarlos“, sino que cualquier proceso de cambio se genere en su interior, por parte de ellos mismos, proceso en el que los actores externos solo puedan prestar el apoyo que se les requiera.

Espero haber aportado con esta rápida visión personal, pero para tener una comprensión más completa y objetiva conviene contar también con otras visiones, que vean y analicen la situación desde distintas perspectivas.

Fraternalmente,
Guillermo Fuchslocher

(Presentados por José Arias)

Categorías: Diverso