Junio 14, 2019

Señora, Señor Presidente

Señoras y Señores Delegados,

La Asociación Internacional del Librepensamiento, apegada a la concordia civil tiene a bien saludar el siglo de existencia de una estructura internacional inédita en la cual los sindicatos, los Estados y las Asociaciones patronales se reúnen para establecer unas reglas sociales progresistas.

El preámbulo de la Constitución afirma :

« Consta también que la negación de adoptar- por una nación cualquiera- un regimen laboral genuinamente humano, obstaculiza los esfuerzos de otras naciones deseosas de mejorar la suerte de los trabajadores en sus respectivos paises ».

La delegación de la Asociación Internacional del Librepensamiento en la Conferencia Internacional del Trabajo insiste en recordar su apego a dichos objetivos.

Como decía Marc Blondel, Secretario General de Fuerza Obrera, Administrador del Despacho Internacional del Trabajo y luego Presidente de la Federación Nacional del Librepensamiento e iniciador de nuestra organización internacional : « El movimiento sindical internacional halla su expresión en la OIT que fue constituída en 1919, al salir de la guerra de 1914, bajo la presión internacional de los trabajadores y el miedo a la generalización de la Revolución de octubre, como decisión derivada del Tratado de Versalles. Desde el comienzo ha tenido una forma tripartita, gobiernos, representantes de organizaciones de empleadores y representantes de organizaciones de trabajadores.  Por lo tanto, dicha forma de estructuración se basaba en el reconocimiento de los intereses divergentes de los tres componentes. Eso se llama administrar los conflictos de intereses generados por la lucha de las clases. Es decir, hasta qué punto, el índole de la OIT y luego del BIT, distaba de Doctrina social de la Iglesia católica y su « bien común » que desemboca en la colaboración de las clases ».

Por lo tanto el BIT no tiene vocación a entablar un diálogo institucional con las religiones con el fin de integrarlas en el diálogo tripartito establecido.

Prescidiendo de las referencias políticas, filosoficas o religiosas, la clase obrera se estructura en base a sus intereses propios, dentro del marco nacional de sus propias organizaciones. Dichas organizaciones sindicales son las únicas habilitadas a representar a sus mandantes.

Más generalmente, en un mundo en el cual las migraciones van creciendo cada día, la protección de los trabajadores exige que su libertad de consciencia y su derecho a sindicalizarse sean preservados. Los trabajadores no pueden ser discriminados en comparación de una fe religiosa, de su ateismo o agnosticismo. La tasa de desempleo de los trabajadores inmigrados es dos veces más elevada en comparación con la tasa de desempleo de los trabajadores no inmigrados, en paises como Austria, Bélgica, Dinamarca, Paises Bajos, Noruega y Suecia ; no se puede sino meter en perspectiva estos datos.

En un contexto de desempleo y de desarrollo del trabajo informal, es decir precario, las cuestiones religiosas, espirituales o filosóficas no deben convertirse en un pretexto a la contratación o al despido. Aquello se evidencia cuando, en materia de salud o de educación, en Alemania o en Francia, por ejemplo, los gobiernos encargan a organizaciones religiosas el ejercicio de unas cuantas prerogativas que incumben a los servicios públicos.

Por consiguiente, el respeto de las normas de la OIT, como el Convenio (n°87) relativo a la libertad sindical y la protección del derecho sindical deben permanecer la ley de todos, aplicarse y respetarse.

El Convenio 87 dispone : « los trabajadores y los empleadores, sin distinción alguna, tienen derecho, sin aurorización previa, a constituir organizaciones elegidas por ellos mismos, así como el derecho a afiliarse a dichas organizaciones, bajo la única condición de conformarse a los estatutos de estas últimas ».

Adheriendo a esta normativa, tenemos el gusto de saludar a los delegados a esta conferencia y el centenario de la OIT.

Progreso social, instrucción, eradicación de la pobreza, emancipación de los trabajadores, protección de las mujeres, de la infancia, desarollo de la cultura, garantía de la libertad de expresión y de consciencia, son temas con los cuales nuestra asociación se identifica.

Gracias por su atención.

Categorías: Diverso