La Asociación Internacional de Libre Pensamiento defiende la libertad de conciencia y de expresión en todos los continentes. Expresa su profunda solidaridad con todas las víctimas de la represión religiosa.

El atentado contra Salman Rushdie es un crimen contra la libertad de conciencia.

La condena a muerte por criticar una religión, en este caso el Islam, la sentencia estuvo a punto de ser ejecutada este verano por “un loco de Dios”. ¡Y, en nombre de una fatwa emitida contra él en 1989 por el ayatolá Jomeini, el “guía supremo” tirano de la república islámica iraní! Todo poder religioso -de cualquier religión-, pues por esencia totalitario, prohíbe cualquier crítica o pensamiento independiente.

La AILP se reafirma en que la libertad de conciencia otorga a cada uno y cada una el derecho a creer y a no creer, a practicar tal o cual religión, a cambiar de religión o a no tener ninguna, a ser religioso, ateo, agnóstico o indiferente a la religión.

La AILP defenderá la libertad de expresión, la duda crítica y el derecho a la irreverencia hacia los poderes, ya sean políticos, religiosos o de otro tipo.

La AILP llama a todas las asociaciones, organizaciones y sindicatos partidarios de la libertad de conciencia a posicionarse para denunciar estos hechos y exigir el respeto a la libertad de conciencia para todos.

París, a 15 de septiembre de 2022

Nota: “Los versos satánicos” fueron prohibidos en la India en 1988 (país de nacimiento de S. Rushdie, nacido en Bombay en 1947), o sea un año antes de la fatwa pronunciada por Irán contra Salman Rushdie, en nombre del mantenimiento del orden público. ¡Tuvo que vivir bajo constante amenaza de muerte y fuera de su país de origen! Su agresión en Estados Unidos a principios de agosto no provocó ninguna reacción oficial en la India, en donde se multiplican las condenas en nombre del respeto a los creyentes hindúes.

Categorías: Diverso