Varias organizaciones miembros de la AILP se han preocupado por los ataques contra las libertades públicas y democráticas puestas en práctica por el gobierno francés, apovechando la crisis de la COVID 19.

Unos cuantos organismos internacionales encargados de la defensa de los Derechos Humanos se conmovieron, así como el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, presidido en el año 2021 por la Sra Nahzat Shameen Khan (diplomática de las Islas Fidji y jurista especializada en derechos humanos ) y el Alto Comisariado para los los Derechos Humanos cuya presidente es la Sra Michelle Bachelet, ex Presidente de la República de Chile.

El gobierno de Emmanuel Macron sabe a que atenerse en lo de reputación de Francia en materia de de derechos humanos.

Los delegados consultativos de la AILP en el Consejo de los Derechos Humanos de la ONU y en la Conferencia Internacional del Trabajo (OIT) quienes anteriormente habían postulado sobre dichos asuntos -cuando los delegados estaban físicamente presentes durante las sesiones- recientemente, se han dirigido a la autoridades para fundamentar las siguientes observaciones :

En la ONU, hemos enunciado :

  • los problemas planteados por la susodicha « ley de seguridad global » tanto como en el campo de la libertad de prensa que en materia de los poderes policiales y el control de su acción por los jueces,

  • los múltiples peligros del proyecto de ley en gestación sobre « separatismo », ahora nombrado « ley confortando los principios de la República » : resulta ser un peligro para la la libertad de conciencia y el ejercicio de los cultos, tal como está definido en Francia por la Ley del 9 de diciembre 1905, un peligro para la libertad de prensa, un peligro para la libertad de las asociaciones y su existencia fuera del control de la potencia pública,

  • las medidas efectivas ya tomadas por tres decretos firmados el 4 de diciembre 2020 contemplan entre otras medidas : una recolección policial de los datos personales de los sindicalistas en base a « opiniones políticas, convicciones filosóficas, religiosas o de la pertencia a un sindicato ».

En Francia, una amplia movilización democrática sigue ejerciéndose a favor de la abrogación de dichos textos.

En la OIT, los delegados de la AILP se alistaron en las comisiones de la 109a Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) para defender este punto de vista dentro del contexto de las relaciones entre empleadores y asalariados y de las normas colectivas en materia de trabajo.

Dado en Ginebra, 5 de abril 2021

Categorías: Diverso