Crímenes y pedofilia : La Iglesia debe rendir cuentas ante la justicia de los hombres !

Semana nueva, a jueves 7 de marzo, nuevamente ha sido condenado un cardenal, la figura de rango más alto de la Iglesia católica de  Francia, el arzobispo Philippe Barbarin, castigado por no haber denunciado los abusos sexuales reiterados, cometidos por sacerdotes, sobre 70 menores. Philippe Barbarin ha sido condenado a una condena condicional de seis meses de carcel. Va a  apelar, sin embargo declaró que presentaba su dimisión al Papa.

En el 2016, las cargas habían sido abandonadas por el Fiscal, después de la intervención pública del Papa Francisco. Por lo tanto, las víctimas habían entablado diligencias penales. En ese entonces, el Libre Pensamiento  y  la National Secular Society habían elevado una protesta contra la decisión del fiscal de haber abandonado la denuncia y contra el abandono del pleito, al poco tiempo, por el Ministerio de Justicia.

Incluso, anteriormente, se había renunciado a una audiencia con motivo de la incapacidad de traducir al español una citación de comparecencia en estrados ! Claro está que la inteligencia de muchas fuerzas fue necesaria para impedir que la justicia fuese impartida a las víctimas.

Con todo, esta sentencia constituye una gran victoria para las víctimas, especialmente  puesto que tenían recursos limitados, temían fracasar, dado que el Fiscal había requerido la absolución.

Bien se sabe que Philippe Barbarin estaba informado a lo menos desde el 2010  -la primera denuncia remonta al 1991- además, había admitido que su reacción a las acusaciones habIa sido « tardía ». Hasta había culpado el error de uno de sus Consejeros jurídicos. Un dignatario oficial del Vaticano le había tambien aconsejado de « evitar… el escándalo público »,  en medio de las críticas. Todo aquello evitó que  Barbarin fuese juzgado y así conservó la impunidad.

Reconociendo que pocos padres de familia estaban al tanto de las agresiones, los defensores de Philippe Barbarin se sorprendieron de que las víctimas hubiesen reprochado a la Iglesia no haber roto el silencio en vez de haber dado quejas a sus padres u otros adultos que les cuidaban. Claramente, a pesar todo, las víctimas eran … algo culpables.

Una de las víctimas analizó el veridicto en los términos siguientes : « es una victoria importante para la protección de los niños… un mensaje fuerte… dirigido a la Iglesia en Francia, a la Iglesia en el mundo, y al Papa Francisco ». « Esto va a incentivar a que la gente  hablase». Las víctimas del cardenal Pell, condenado la semana pasada, han también entablado diligencias en lo civil.

El combate de las víctimas ha sido relatado en una una película proyectada en Francia, a pesar de que el pleito del  presunto acusado no hubiese terminado. El título, « Gracias a Dios » está sacado de una alegación de Philippe Barbarin : « la mayoría de los hechos están prescritos, gracias a Dios ». Qué vergúenza !

Los hechos han sido establecidos

Se ha designado a los culpables

Un dignatario de la Iglesia católica ha sido condenado

por haber sido reconocido culpable

La justicia tiene que ser impartida a todas las víctimas de los religiosos !

 

Keith Porteous Wood Presidente de la National Secular Society y Porta Voz de Asociación Internacional del Libre Pensamiento declaró : « La condena de Barbarin, y la, la semana pasada del ultra conservador   cardenal Pell en Australia  por 5 casos de abusos sexuales sobre menores, marcan una inflexión en la situación y el Papa empeoraría la situación si se negase a aceptar la dimisión de Barbarin .

Espero que se planteará la cuestión en Francia, país constitucionalmente laico : Por qué el Fiscal puso tanto cuidado en evitar un proceso y la condena del cardenal Barbarin, teniendo tantas pruebas fehacientes?

Sin embargo, toca recordar que el proceso del cardenal Barbarin no hubiera podido verificarse en Gran Bretaña, puesto que no disponemos de la claúsula de « señalamiento obligatorio », cuando el 80% de los paises la tienen de una manera u otra. (http ://mandatenow.org.uk/why-we-exist/). Es sumamente importante que legislemos urgentemente con el fin de introducir la obligación de  señalamiento de abusos sexuales presuntos o reconocidos sobre menores, sin exceptar las instituciones religiosas. »

Considerando que la Comisión real australiana constató que, en promedio, se necesitó 33 años para que las víctimas de abusos formulasen una reclamación y que el proceso Barbarin y otros mostraron, lo mismo que los hechos fueron revelados decenas de años después de la mayoría de la víctimas, la National Secular Society (Reino Unido) y el Libre Pensamiento de Francia consideran que en materia de asuntos criminales y civiles causadas por violencias sexuales, la prescripción debería ser efectiva cincuenta años después de la comisión de los presuntos actos y/o a falta de señalamiento, 30 años a partir del conocimiento del abuso.

La dirección del  Libre Pensamiento recuerda que ha solicitado una audiencia ante la Misión de información del Senado y que la acompañaría Keith Porteous Wood, ponente en estos temas, ante la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU, y, que, hasta hoy, no ha recibido respuesta alguna a dicha solicitación.

Lyon, marzo 12 del 2019.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.