internationalfreethought.org
Portada del sitio > [Español] Asociación Internacional de Libre Pensamiento (AILP) > Diverso > Discurso AILP por Christian Eyschen durante Congreso FNLP

Discurso AILP por Christian Eyschen durante Congreso FNLP

Martes 5 de septiembre de 2017

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français]

Discurso dedicado a la AILP pronunciado por Christian Eyschen durante el Congreso de los Libres Pensadores de Francia

Señoras, Señores,
Estimados amigos,
Estimados camaradas,

Primero que todo, a todos les brindo desde esta tibuna el saludo fraternal de la Asociación Internacional de los Libres Pensadores y de sus nueve portavoces presentes en cada continente.

La Asociación Internacional de los Libres Pensadores ha sido fundada en agosto del 2011 en Oslo, Noruega, a unos cuantos pasos del escenario donde aconteció una tragedia consecutiva a un acta terrorista cometido por un católico de extrema derecha lo cual causó la muerte de varias decenas de personas, y entre ellas, muchos jóvenes. Desgraciamente, este hecho comprueba que ninguna religión tiene el monopolio de la barbarie ni de la reacción.

Y la barbarie se arraíga - las más veces, por no decir siempre- en el poder económico, en el poder politico, en el poder gubernamental. No son los pueblos quienes bombardean y asesinan, son los pueblos que sufren el saqueo y la muerte. En su Llamamiento por Serbia, al final del año 1914, Jean Jaurès declaraba : « En ciertos momentos se evidencia un contrasentido : la civilización se ubica dentro de los pueblos y la barbarie dentro de los gobiernos ».

El Libre Pensamiento es pacifista e internacionalista, por el hecho de que él sabe - como Anatole France - que « uno cree morir por la patria y en realidad, muere unicamente por los industriales » y bien sabemos, como Jaurès « que el capitalismo lleva en sí la guerra al igual que el nubarrón lleva en sí la tormenta ». La guerra, todas las guerras son fuentes de provechos para quienes las emprenden y fuentes de miseria para quienes las sufren.

Por ello es por qué la AILP no puede sino alegrarse de la Declaración de unas Asociaciones de todos los paises que se afrentaron durante la primera Guerra mundial, declaración a favor de la rehabilitación de los miles de fusilados por el ejemplo. Numerosas asociaciones de libres pensadores firmaron dicha Declaración, la cual honra la consciencia humana, esta consciencia que nunca se doblegará bajo el yugo de la barbarie ni el horror de la guerra.

Nuestra Asociación Internacional de los Libres Pensadores se enmarca en la continuidad de todas las Internacionales del Libre Pensamiento que se reunieron desde 1880. El Libre Pensamiento, al igual que la laicidad, tiene una estructura nacional y un contenido internacional. Vive en la consciencia de los hombres y de las mujeres deseosas de asumir su propio destino sin someterse a cualquier voluntad divina, la máscara de la opresión.

A través de la Historia, a causa de sus vuelcos, varias Internacionales del Libre Pensamiento se sucedieron y algunas veces se hicieron competencia. El camino de la liberación de la consciencia humana nunca fue un camino bordado de flores.

Pues, la Historia encamina a tomar posición frente a los acontecimientos y a las tareas consiguientes como si se tratase un gran libro abierto ante los ojos de la Humanidad. A ella le incumbe, a ella sola, llenar las páginas de su destino : la emancipación de la la Humanidad será la obra de la misma Humanidad. No puede haber ni salvador supremo, ni Dios, ni tribuno.

Frente a eventos de alcance mayor, los Libres Pensadores de varios paises pudieron dar respuestas distintas, no obstante siempre fueron enfocadas hacia la plena y entera libertad de consciencia por conquistar o preservar.

La historia del Libre Pensamiento internacional, se parece a la vida de cada quien : està hecha de encuentros y separaciones, dado que, afortunadamente todos no pensamos lo mismo. Con todo, existe una plataforma común y recurrente en el tiempo : la voluntad de ver el planeta liberado del clericalismo, de la religión, de la opresion. Tal es la brújula que orienta la acción de los Libres Pensadores, la conquista de la libertad que guía los pueblos en el camino de su emancipación.

Hubo un tiempo en que existía un Libre Pensamiento radical, como se llamaba el gran partido de la burguesía democrática, nacido en el siglo de Voltaire y de Diderot. Luego, otro Libre Pensamiento, de corte socialista, lo reemplazó. Sin embargo estas dos formas del Libre Pensamiento supieron unificarse en la gran contienda que fue el voto de la Ley de Separación de las Iglesias y del Estado en el 9 de diciembre del 1905. Jean Jaurès dio la mano a Ferdinand Buisson y a Aristide Briand creando así una obra de libertad.

Siempre fueron eventos extraños al Libre Pensamiento que condujeron a las separaciones, pero siempre a largo plazo, se volvió a organizar el reencuentro. Si bien la Revolución rusa de 1917 generó una separación, en 1935 una reagrupación nacional e internacional tuvo lugar frente a la inminencia de grandes peligros.

Al terminar la Segunda Guerra mundial, renació la Internacional del Libre Pensamiento y se unificó hasta llegar la Guerra fría que volveriá a imponer separaciones. Las organizaciones norte americanas se retiraron por el hecho de que no se condenó la agresión estaliniana contra Hungría y Polonia en el 1956 siendo que se había condenado la expedición anglo- francesa en el Canal de Suez. Luego, en el 68, se retiraron las organizaciones inglesas por el hecho de que no se condenó la invasión estaliniana contra Praga mientras que se había condenado la guerra imperialista en Viet Nam.

De todos estos sucesos se puede sacar una lección : la división y la separación ocurren siempre y cuando se introducen elementos exteriores en el seno del Libre Pensamiento con el fin de provocar escisiones por razones originadas en elementos ajenos a la filosofía del Libre Pensamiento.

Cada vez que nos apartamos de los principios generales del Libre Pensamiento, institución « social, democrática y laica» como lo proclamó el Congreso internacional de Roma en 1904 -preludio a la votación de la Ley de Separación de las Iglesias y del Estado de 1905, en Francia- si no nos colocamos a igual distancia de todas la religiones, de todas las opresiones, se cuela el germen de la discordia.

El Libre Pensamiento considera que todas las religiones, que fuese el judaísmo, el cristianismo o el Islam, causan la guerra, la reacción, la barbarie, el retroceso de la civilización. El Libre Pensamiento no particulariza su oposición a la intolerancia y al dogmatismo.

Por ello es por qué resulta altamente símbolico recalcar que la Asociación Internacional de los Libres Pensadores ha sido fundada con la colaboración del Libre Pensamiento de Francia, de Inglaterra y de las organizaciones de Norte y Sur América. Así, ya no tenemos que sufrir de las fracturas - en buena parte artificiales- de la Guerra fría. Ojalá no inventemos otra guerra fría ! Ojalá no desandemos el camino a Oslo !

La separación duró unos decenios y condujo a la transformación de asociaciones del Libre Pensamiento en asociaciones humanistas o ateas. No las juzguemos, cada asociación tiene derecho a escoger su camino. A ese respeto, es significativo que nuestro Llamamiento internacional a favor de la no financiación pública de los cultos haya reunido las firmas de un centenar de asociaciones de todos los continentes. El anhelo a la Separación de las Iglesias y de los Estados es una aspiración universal.

En el mes de septiembre del año en curso, en Paris, se verificará el 7° Congreso de la AILP. Presentimos un evento mayor, tanto a causa de los temas abordados, Derechos de las mujeres e igualdad de los derechos, Separación de las Iglesias y del Estado, Derecho a morir dignamente, como por la diversidad y la calidad de los integrantes.

Es también altamente significativo que todas las estructuras internacionales humanistas, laicas, librepensadoras, racionalistas, esceptícas y hasta la Masonería a-dogmática y liberal, estén presentes bajo una forma u otra. Aquello mostrará el camino recorrido desde Oslo, en el 2011.

Estimados amigos, estimados camaradas,

Les estamos invitando a participar masivamente a este evento. Aquí tienen en sus maletines el material de inscripción. Necesitan a la AILP, la AILP os necesita.

Concluiré citando un cuento de los amerindios. Un buen día, en la selva, se desató un incendio gigantesco. Todos los animales espantados, aterrados, impotentes, obsvervaban el desastre. Sólo se movía un minúsculo picaflor recogiendo en su pico unas gotas de agua que echaba al fuego. Un momento después, el tatú, irritado por semejante vana agitación le dijo : « Estás loco, Picaflor, nunca podrás apagar semejante incendio con esas gotitas ». Y el pica flor le contestó : « Yo lo sé, sin embargo hago mi parte del trabajo ». Una gota de agua no apaga el fuego sino que disminuye la llama.

Por lo tanto, seamos todos picaflores, mandemos a callar a los tatúes quienes siempre se inventan pretextos para no emprender nada, y juntos, haciendo cada uno nuestra parte del trabajo, aseguremos el exito del 7° Congreso de la AILP, en Paris. Todos unidos, podemos lograrlo.

Christian Eyschen, Portavoz AILP

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0